¿Qué es inventar?

Por Rodrigo Valla
Facilitador EAI

Supongo que la mejor respuesta que oí alguna vez a esta pregunta es la de un amigo con el cual compartí algunos años aquí en la Escuela Argentina de Inventores. Un buen día Emanuel simplemente respondió: “Resolverle problemas a la gente”. Claro como el agua, al menos después de que Emanuel lo expresara tan apropiadamente. Sin embargo esta no es la definición que aparece en el diccionario: “hallar o descubrir algo nuevo o no conocido”. También sugiere otras acepciones, aunque en este momento no vienen al caso.
La respuesta del diccionario es realmente poco satisfactoria. ¿Por qué? Básicamente porque parece dar a entender que por ejemplo, Ladislao Biro, iba caminando por la calle cuando de repente, al tropezarse con algo, descubrió el bolígrafo. No hace falta mucha imaginación para comprender que la historia del bolígrafo no fue exactamente así. La respuesta de Emanuel a nuestra pregunta es sin duda más acertada que la del diccionario, aunque todavía no permite comprender la invención como el proceso creativo-práctico que realmente es. Es muy común entender la invención como una acción exclusivamente creativa. Es decir, un hecho que toma lugar en la mente de una persona casi instantáneamente y que presenta diferencias con lo ya conocido. En realidad este suceso mental es sólo el origen del proceso inventivo. Para hablar con más claridad: entre una idea creativa y un invento, existe tanta diferencia como entre un kilo de harina y el pan francés.

Nos presentamos

Este es un espacio virtual destinado a divulgar la actividad de la Escuela Argentina de Inventores, un programa pedagógico iniciado en 1990, que tiene como objetivo estimular y desarrollar el talento inventivo de niños y adolescentes. Se trata de un modelo sencillo, casi artesanal, que ha sido aplicado con éxito durante más de 20 años en la Escuela Del Sol, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.