Aire acondicionado

En la apertura de la clase del sábado 14 de julio, última antes del comienzo de las vacaciones de invierno, Lucas nos habló del aire acondicionado. Lo hizo porque pudimos desarmar uno. Tuvimos la oportunidad de verlo por adentro, con todas sus serpentinas, el ventilador, la turbina y el compresor. Pudimos imaginarnos cómo funciona.
Dibujo de la patente otorgada a
W. H. Carrier el 2 de enero de 1906.
Supimos que fue W. H. Carrier (1876-1950) quien lo inventó, un ingeniero que había empezado a interesarse por la posibilidad de acondicionar el aire debido a los problemas sufridos por una imprenta a la hora de fijar los colores de sus impresiones.
Aún cuando se trata de un invento que todos disfrutamos, Lucas nos hizo ver un grave problema. Para enfriar nuestras casas, teatros y autos, el aparato  consume mucha energía.
Queda planteado el desafío de inventar un nuevo aire acondicionado, mucho más eficiente que el que existe hasta ahora.

Una cuestión de actitud

Por Eduardo Fernández
Director EAI

Estimados padres,
Como siempre, nos es muy grato comunicarnos con ustedes y en esta ocasión, queremos compartir algunas reflexiones sobre los objetivos primarios de nuestro programa educativo.
Es de gran importancia poder contar con su apoyo y consideración, para acompañar el desarrollo emocional e intelectual de sus hijos, en este caso en el ámbito de la Escuela Argentina de Inventores, estimulando su natural curiosidad y creatividad en el tema de la tecnología en general y de los inventos en particular.
Pero más allá de los temas puntuales, de desarmar y armar, crear inventos, presentarlos y compartirlos con sus pares, de participar eventualmente en exposiciones, concursos, notas periodísticas, y ocasionalmente siendo premiados; hay algo que nos interesa mucho más, y que es la base y núcleo de cualquier desarrollo personal sano e integrador. Nos referimos a la actitud que cada uno de nosotros demuestra ante los problemas y dificultades, ante la adversidad, ante las necesidades de quienes nos rodean, y el medio ambiente, sin descuidar las propias emociones y necesidades.
Para nosotros, hay algo mucho más importante que la capacidad específica para inventar, que el talento natural, que la memoria, la inteligencia o los conocimientos que alguien pudiera tener, y ese algo es la sensibilidad hacia los problemas, la curiosidad permanente, la solidaridad, la consideración por el otro, la paciencia, el orden, el respeto, la puntualidad, el buen humor y la cortesía, es decir “una cuestión de actitud”, más que una cuestión de contenidos.
Agrademos en gran medida la confianza que demuestran, al acompañar a sus hijos en la Escuela Argentina de Inventores, y esperamos poder seguir contando con ustedes para que entre todos desarrollemos las mejores actitudes, que le den orden y significado a los mejores contenidos.

“Tu actitud, más que tu aptitud, determinará tu altitud”
Zig Ziglar.

Los autos y el hielo

Durante la apertura de la clase del pasado sábado 7 de julio, David compartió con nosotros dos problemas que observó recientemente en la ciudad de Bariloche. Se trata de dos dificultades frecuentes en invierno.
La primera tiene que ver con la nieve que se acumula en las calles y vuelve el tránsito vehicular algo difícil e inseguro. Actualmente existen algunas soluciones, como el uso de cadenas o cubiertas con clavos. Incluso existen algunas cubiertas que infladas a una cierta presión son como cualquier otra y al inflarlas más proyectan clavos hacia afuera (una especie de cubierta con clavos retráctiles).
El segundo problema, también bastante molesto, es la acumulación de hielo en el parabrisas. Durante la noche pueden formarse películas lo bastante gruesas como para no permitir una buena visibilidad desde el interior. Muchas mañanas, los automovilistas deben levantarse con tiempo suficiente para mojar los parabrisas con agua tibia (si está muy caliente el vidrio podría romperse) para derretir el hielo acumulado.

Inventiva aplicada

El pasado sábado 30 de junio, el equipo de la EAI asistió al Seminario sobre "Inventiva aplicada" realizado en la Escuela Del Sol y organizado por el Foro Argentino de Inventores, la Cámara Argentina de Inventores Profesionales, la Escuela Argentina de Inventores y GRP & Asociados (Agentes de la propiedad industrial).
Desde las 9:00 y hasta las 15:00, Eduardo R. Fernández (director de la EAI, inventor profesional y consultor de la OMPI) y Gabriel R. Peláez (agente de la propiedad industrial) disertaron acerca de distintos temas, todos ellos fundamentales para la buena práctica de la actividad inventiva.
El programa, desarrollado con gran claridad, comprendió temas como: diferencias entre inventor amateur e inventor profesional, solidez de una patente, plan operativo para la buena práctica de la actividad inventiva y estudio de casos exitosos de Argentina y el mundo.