Aproximación final: 2016

Mientras nuestros queridos inventores descansan y toman contacto con los problemas propios de las vacaciones, el equipo de la Escuela Argentina de Inventores ya piensa en lo que será un nuevo año de actividades creativas y estimulantes, preparando el aterrizaje en 2016.
Por estos días el primer paso es revisar lo realizado durante 2015 para encontrar fortalezas y debilidades y por supuesto, identificar problemas. Porque la EAI es un invento y el mejor invento es el próximo, así que la EAI de 2016 va a ser todavía un poco mejor.
Entre los grandes momentos que tuvo 2015 no vamos a olvidar fácilmente el 2º Concurso "El lanzamiento del huevo" en el que los chicos mostraron una sorprendente efectividad (50%), el Concurso "Inventos que suenan", la participación de los chicos en la increíble Exposición de Inventos en la Usina del Arte durante el Día del Inventor, la XIX Olimpiada Argentina de Inventiva y el Concurso "Objetos Voladores Replicables (OVR)". También el festejo de nuestros primeros 25 años de actividad, con velitas y todo.
Pero más allá de los eventos extraordinarios el equipo de trabajo está concentrado especialmente en incentivar a los chicos para que detecten más problemas y desarrollen más sus ideas en el día a día.  Y esto se logra con constancia. Y si hablamos de constancia, quizás el ejemplo a seguir sea Delfina (8), que además de obtener el Primer Premio Carlos Iraldi y una Mención de Honor en la OAI asistió a todas las clases desde su inscripción.

Inventores y familiares durante la última clase del año.